28
jun

Cuando aprendemos a conducir aprendemos una serie de hábitos que hacen que vayamos más seguros al volante y somos más prudentes, por la desconfianza que iremos perdiendo a lo largo del tiempo, por ejemplo. Sin embargo tras años en la carretera en muchas ocasiones “olvidamos” seguir aplicando esos hábitos, porque consideramos que nuestra experiencia ya es la suficiente y que nunca va a pasar nada, hasta que pasa.

Por ello desde Ángel Prada Abogados queremos recordarte una serie de consejos de seguridad vial que nos ayudarán a ser conductores más seguros, evitando así los accidentes o en caso de tenerlos, evitar que sean muy peligrosos:

  1. No olvidar ajustar el asiento y los espejos, una vez estamos dentro del coche no debemos olvidar revisar si los espejos están colocados de manera adecuada o si el asiento se adapta a tu altura, comodidad, etc.
  2. Aunque se trate de un trayecto corto, ponerse el cinturón. Es uno de los elementos más importantes de seguridad, puede evitar que un accidente se convierta en una tragedia.
  3. Para salir de una rotonda, antes de girar, cuando te vas a incorporar a la circulación… es muy importante que señalices cada uno de los movimientos que vayas a realizar y de esta manera que el resto de conductores sepan qué vas hacer.
  4. Sujetar el volante con las dos manos, ya que es la mejor forma de solucionar cualquier imprevisto.
  5. Mantener siempre la distancia de seguridad, tanto en urbano como en autovías. Tanto por delante como por detrás. Es necesario para evitar que si el de delante realiza alguna frenada brusca, tú tengas tiempo de reaccionar y evitar cualquier colisión. Ten en cuenta que si las condiciones meteorológicas son adversas, deberías guardar el doble de distancia.
  6. No solo se mira por los retrovisores en determinadas circunstancias, deberías ir mirando cada pocos minutos, prestando la máxima atención a lo que te rodea y de esta manera anticiparte a cualquier imprevisto.
  7. Hacer caso de todas las señales, parar del todo en un stop, llegar despacio a un ceda… Estar atento a cada una de esas señales, para evitar saltártelas por algún despiste.
  8. Evitar cualquier distracción. Encenderse un cigarrillo, coger una llamada o cambiar de canción. Acciones que duran pocos segundos, pero que provocan miles de accidentes.
  9. Conducir a una velocidad adecuada, es decir, no superar el límite de velocidad, pero tampoco no alcanzar el mínimo de velocidad. No solo para evitar multas y que te quiten puntos del carnet, sino para evitar accidentes que a grandes velocidades pueden suponer la muerte.
  10. Hace poco comenzaron hacer campañas para que los conductores se hicieran visibles tanto de día como de noche. Por las mañanas, no solo en los túneles, sino en cualquier punto por donde vayas a circular.
  11. Evitar las condiciones adversas y en caso de no poder hacerlo, adaptarse a la circunstancias, como reduciendo la velocidad, usar cadenas… Otra recomendación es evitar también conducir por la noche.
  12. Sustancias que afectan a tu cuerpo. No hace falta decir que a la hora de conducir está prohibido el consumo de alcohol o drogas. Pero también otras sustancias como los medicamentos también pueden llegar a afectar a nuestro cuerpo, poniendo en peligro la conducción y con ello, nuestra vida. Por ello leer muy bien el prospecto o preguntar a los especialistas.
  13. Cuando estamos conduciendo, centrarnos a cien por cien en eso, olvidando preocupaciones que puedan distraerte o, incluso, el mal humor.
  14. Antes de cualquier viaje, revisar el estado del coche, comprobar el estado de las ruedas, del aceite, de que haya agua en el limpiaparabrisas etc.

 

Todos, independientemente de la experiencia al volante que tengamos, deberíamos llevar a cabo esto, que más que consejos deberían ser obligaciones y de esta manera evitar así los accidentes y sobretodo disminuir el número de muertes en la carretera. La seguridad vial está en tus manos.

0 Sin comentarios

Deja un comentario