15
dic

En los últimos años el número de rotondas en nuestro país ha aumentado considerablemente con el objetivo de regular el tráfico de vehículos. El mayor problema que ha supuesto este nuevo elemento ha sido cómo determinar quién es el culpable en los accidentes de tráfico que se producen al acceder a dichas rotondas o cuando se circula por ellas.

 

Con el objetivo de dar un poco de claridad sobre este asunto, desde Ángel Prada Abogados vamos a daros las claves para determinar la culpa en los siniestros en rotonda.

 

Accidentes ocurridos en el ceda el paso de acceso a la rotonda 

 

En los siniestros en los que un vehículo golpea con su parte frontal a otra en su parte trasera, la culpabilidad es del conductor que golpea.  El motivo es claro, hay que mantener la distancia de seguridad siempre y el hecho de golpear al conductor de delante es prueba suficiente de que esa distancia de seguridad no se estaba cumpliendo en el momento de la colisión.  Incluso cuando haya sido el vehículo golpeado el que haya realizado un frenazo brusco o imprevisto, la culpabilidad recaerá sobre el conductor que golpea.

 

Accidentes ocurrido en el interior de la rotonda

 

Ésta es la parte más complicada,  el desconocimiento de la mayoría de los conductores sobre quién tiene preferencia cuando se circula por la misma. Es necesario conocer la Ley de Tráfico, que determina que siempre es perceptiva la circulación por el carril derecho puesto que el carril izquierdo tiene como finalidad realizar otro tipo de maniobras, siempre señalizadas con intermitentes.

 

Basándonos en lo anterior, se puede concluir que al circular por una rotonda siempre tendrá preferencia el vehículo que circula por la derecha. Esto es muy importante pues la mayoría de las colisiones y problemas se producen cuando dos vehículos pretenden incorporarse al carril derecho a la vez, o cuando uno se cruza para tomar alguna salida. Es importante saber que el circular por el carril derecho no obliga a tomar la primera salida, aunque sí que es necesario circular por el mismo para tomar alguna salida.

 

Al hablar de las incorporaciones a las rotondas, siempre tienen preferencia los vehículos que ya están circulando por el interior de la misma. Por lo tanto si se produjese una colisión, el culpable sería el vehículo que se incorpora a la rotonda.

 

Si te has visto envuelto en un accidente de estas características lo primero que tienes que hacer es llamar a los agentes de tráfico para que realicen un atestado de responsabilidades. Lo mejor siempre es contar con un equipo de abogado que vele por tus intereses, no dudes en ponerte en contacto con Ángel Prada Abogados, te daremos el mejor asesoramiento .

Deja un comentario