22
may

En las pólizas de seguros de automóvil, moto y ciclomotor, viene incluida la cobertura de asistencia jurídica, que viene a cubrir en la mayoría de supuestos los costes de un abogado en caso de que lo necesitemos, de acuerdo a las condiciones y límites que tengamos contratado en nuestra póliza. Las compañías de seguros, cuando sus clientes tienen un accidente, intentan que dicha defensa la ostente un abogado de la propia compañía, fundamentalmente para ahorrar costes. A la pregunta que encabeza este post la respuesta es clara, a no ser que sea usted responsable del accidente, siempre que tenga que reclamar una indemnización por un accidente de tráfico le convendrá contratar a un abogado particular e independiente.

 

El hecho que sea un abogado de su elección le garantiza su independencia, a él le paga usted con cargo a dicha póliza a diferencia del abogado de la aseguradora que cobra de esta, por lo que la diferencia es evidente. El abogado particular peleará por sus intereses, siendo su objetivo necesariamente conseguir la máxima indemnización para usted, independientemente de los intereses de su compañía. El abogado que colabora con la aseguradora cobra por número de asuntos despachados al año y no por un porcentaje de la indemnización conseguida. Así mismo, puede darse el caso que debido a los convenios que existen entre las distintas compañías aseguradoras, puede ocurrir que los intereses del asegurado, sean diferentes a los de su aseguradora, con el consiguiente perjuicio para usted.

 

Por todo ello es recomendable elegir un abogado que trabaje con independencia y no tenga ningún vínculo con la aseguradora.

0 Sin comentarios

Comments are closed.