26
oct

Cuando conducimos nos rodean muchas distracciones. Acciones cotidianas que realizamos al volante, de las que a penas nos percatamos pero que, sin embargo, pueden generar un accidente mortal.

Algunas de las distracciones al volante más comunes son: poner la radio, el GPS, coger el móvil, volverse para hablar con nuestro acompañante… Hasta un sinfín de acciones que cambiarán tu vida y la de los demás para siempre.

 

En Ángel Prada Abogados, despacho especializado en accidentes de tráfico en Alicante, somos conscientes de la falta de concienciación ante estas acciones, por eso queremos compartir contigo algunas de las principales distracciones al volante.

 

El GPS

Utilizar el GPS es una de las principales distracciones. Debe hacerse siempre antes de comenzar el viaje y con el vehículo parado. Y siempre se deben utilizar con voz, y no mirándolos.

 

Los mapas de carretera

Es otra de las versiones del GPS, y el consejo es exactamente el mismo. Siempre se debe consultar antes o cuando estemos parados, y nunca mientras estés conduciendo.

 

El teléfono móvil

El uso del móvil mientras conducimos es mucho más común de lo que debería, ya que es otra de las principales distracciones al volante y causa de siniestralidad.

Si lo vas a usar, es obligatorio el uso de un sistema de manos libres, y aún con esto, nuestra concentración ante el volante se pierde en gran medida. Y por supuesto, olvídate de mirar el WhatsApp durante la conducción, ya que puede suponer un accidente mortal.

El uso inadecuado del teléfono móvil también se da en los peatones que cruzan la calle con su smartphone y se exponen a ser atropellados.

 

Comer y beber
Las dos manos deben ir en al volante, si bebemos o comemos, una de ellas irá ocupada, lo que supondrá un riesgo y puede ser considerada conducción negligente.

 

El tabaco
Encender un cigarrillo y fumárselo es una práctica de riesgo que supone muchas distracciones y que puede ocasionar accidentes y sustos. Ten paciencia y espera a terminar tu trayecto para fumar.

 

La compañía
No se trata de no poder hablar con nuestros acompañantes, si no de no desviar la vista de la carretera. Nuestra atención debe estar en la conducción y no en la conversación.

 

La búsqueda de objetos
Buscar cosas mientras estamos conduciendo, por ejemplo en la guantera, o mirar hacia la parte trasera o hacia la parte del copiloto son gestos comunes a los que no prestamos importancia, pero que se pueden convertir en décimas de segundos decisivas y que pueden provocar un accidente de tráfico.

Hay muchas más distracciones que provocan accidentes de tráfico, éstas son sólo algunas de ellas. En Ángel Prada Abogados, abogados especialistas en accidentes de tráfico, te ayudamos en esta materia. Si quieres consultarnos, puedes hacerlo por cualquiera de estas vías:

 

Teléfono: 96-592-47-58

Email: info@angelpradaabogados.es

Formulario web en este enlace: www.angelpradaabogados.es/contacto

0 Sin comentarios

Deja un comentario